• Sra Racho

Pedro Melenas, ¿el primer niño perverso de libro?

Mi buen cerdo, a ver que le parece este libro, yo creo que irá que ni pintado para el catálogo de libros para niños perversos.

Puede que el primero de los albumes ilustrados sobre niños perversos sea Pedro Melenas, Der struwwelpeter, (Hoffmann 1845). Se trata de una obra clásica de la LIJ alemana de la que se ha llegado a contar más de 500 ediciones y se han vendido varias decenas de millones de ejemplares. De la primera traducción al inglés se encargó Mark Twain y ha servido de inspiración a otros cuantos personajes (el Eduardo Manostijeras de Tim Burton, sin ir más lejos).


Hoffman escribió e ilustró el libro como regalo de Navidad para sus hijos al no encontrar ningún libro para niños que le agradase y construye sus historias siguiendo la estructura de los cautionary tales, en los que los niños desobedecen la autoridad con terribles consecuencias.


A pesar de que lo escribió para niños de 3 a 6 años, es considerado por muchos cruel e inadmisible para el público infantil e incluso señalado como ejemplo de Pedagogía negra. Para otros en cambio, se trata de un libro subversivo, que se rie de las intenciones moralizantes de la época (tan actuales de nuevo).


Anna Castagnoli en su blog le figure dei libri tiene un fantástico estudio en 3 partes (en el que fundamentalmente me he basado para este post) y en él defiende el carácter humorístico de la obra por encima de su interés moralizante, que también está. Y lo justifica dentro de su contexto histórico, el romanticismo alemán de los hermanos Grimm y del humor macabro.


Como señala: que Pedro Melenas tiene un sentido irónico se desprende ya del propio título. "Historias alegres e imágenes divertidas y estampas aún más graciosas para niños de 3 a 6 años." Se trata de un libro en el que las historias son tan exageradas y absurdas que provocan la risa. Para ello, considera, Hoffman hace uso además de muchas de las características de la comedia (el descontrol sobre el cuerpo, la desproporción y lo inesperado) de trucos y técnicas con efectos cómicos que suavizan su contenido:

Es un libro lleno de rimas y onomatopeias, para ser leido en voz alta e interpretado en un juego entre adulto y niño que toma de la comedia la caracterización  por una cualidad. La presencia de animales antropomórficos y la desproprción de algunos de los elementos dibujados contribuye a desdramatizar las historias y el uso de la hipérbole y los encuadres de las imágenes junto a las técnicas caricaturas satíricas de la época en las ilustraciones, contribuyen a diferenciar entre la realidad y la ficción, donde se quedan todos estos castigos.


Además, en la imagen de la contraportada, todos los niños con Pedro Melenas al frente, salen haciendo aquello por lo que fueron castigados, e incluso el niño que murió por no tomarse la sopa está vivo,


Para Castagnoli, el libro está al servicio de la denuncia de una educación rígida y, a pesar de estar dividido en pequeñas historias, forma un todo. con un principio y un final. La historia comienza con el martirio del niño (encarnado en Pedro Melenas, subido en un pedestal como los santos y rodeado por las herramientas de tortura, el peine y las tijeras, en manos de los adultos. Para ella, la última historia, la de de Roberto, escenifica la huida del niño a un mundo sin adultos, tras negarse a quedarse en casa y tener que obedecer.

A pesar de todo esto, Nuria Obiols, en su obra de 2004 Mirando cuentos al hablar de Pedro Melenas, recalca que hoy en día, casi ningún ilustrador haría una obra como esta, ya que no tendría cabida en el mercado español atento a no herir sensibilidades” Aunque si se piensa bien, es difícil que hoy en día algún niño pueda tomárselo en serio, y creerse que le cortarán los dedos por chupárselos, quizás sea ese miedo a herir sensibilidades el que hizo que, en España, la última edición se realizase en una colección para adultos. (Impedimenta 2015).

En el libro, que se publicó en el 170 cumpleaños de su primera publicación, no se incluye el dibujo de la contraportada en el que todos los niños siguen a Pedro Melenas y la ilustración inicial, que es en la que se explica que el premio para los niños buenos es el cuento, se encuentra al final, con lo que deja sin sentido la explicación que hace Castagnoli en su estudio sobre el significado del libro como crítica a la pedagogía de la época.


Impedimenta incluye, junto a la obra de Hoffmann, el homenaje de autores e ilustradores españoles, que salvo los últimos no resultan demasiado originales. El favorito del Ruchito pequeño es como no podía ser de otra forma, una vez pasada la época del caca, culo, pedo, pis, el Agapito y su pito.


Nos parezca salvaje, cruel o divertido, Pedro Melenas, Der struwwelpeter, invita en todo caso a cuestionarnos nuestra imagen de la infancia, y qué es, o no, adecuado para el público infantil.


Actualización. Gracias al comentario del Sr Spoty he completado el artículo con la descripción de cada una de las historias, y el propio cerdo escritor ha escrito un post con curiosidades que puedes encontrar aquíWebgrafia http://www.proyectosilustrados.es/pedro-melenas-de-heinrich-hoffmann/ https://anatarambana.blogspot.com/2016/05/pequenos-rebeldes-o-sobre-la-dulce.html https://en.wikipedia.org/wiki/Struwwelpeter BLog Le figuiri dei libri http://www.lefiguredeilibri.com/2011/09/27/su-pierino-porcospino-di-heinrich-hoffmann/ http://www.lefiguredeilibri.com/2011/10/02/pierino-porcospino-di-heinrich-hoffmann-unopera-comica/ http://www.lefiguredeilibri.com/2011/11/02/pierino-porcospino-di-h-hoffmann-un%e2%80%99opera-comica-parte-2/


Actualización. He completado en los comentarios

3 comentarios

copyright

  • Instagram