top of page

Mala noche, parir hembra

Ningún contador de cuentos se inclina jamás ante el poder… un contador de cuentos no es nada más que un hombre libre y ser un hombre libre es muy peligroso

Kalpa Imperial, Angélica Gorodischer



Doe querida,


Te escribo porque hace tiempo que no sé de ti, Hace tiempo que dejamos los encuentros de escalera y las charlas de té, pero siempre me ha gustado la comunicación epistolar, tiene un yo qué sé, un qué sé yo, que me atrae. Será el ambiente viejuno que crea, o esa intimidad que se ha perdido con las redes, o mejor dicho que se regala. (se me ocurren unos cuantos libros sobre ese tema, el último, Los reyes de la casa, que pone los pelos de punta y todavía estoy intentando asimilar)


El caso, que desde que estoy en la librería leo un montón, y eso me ha llevado a pensar sobre qué es lo que me atrae de un libro.


Y tú eres la persona con la que me gusta compartir lecturas y pensamientos.


Por alguna razón, de la que no tengo ni idea y a la que espero llegar cuando acabé esta reseña, Mala hierba y parir hembra me llamó desde la estantería. Intuyo que tiene que ver con la elección del tono paródico y la ironía que utiliza para posicionarse desde el humor, aunque eso también lo hace Barbie, y no me convence tanto.


Después de leerlo, me ha hecho buscar más información sobre la autora y sus otros libros y esto no me suele pasar, así que, ya que lo he hecho, lo documento, que luego mi débil memoria, lo olvida todo.


Empiezo por la autora, que para mí, era una desconocida (lo que no quiere decir mucho) pero a lo que se ve, también bastante olvidada en España. No así en el resto del mundo. En América Latina es una escritora a la que se le ha llegado a considerar la versión femenina de Borges y a la que se coloca al lado de Cortázar, que incluso se la ha comparado con Alvaro Cunqueiro y García Márquez en una parte de su escritura, o a Ursula K.Legin en lo que a ciencia ficción se refiere. (La propia Legin se encargo de la traducción al inglés de su obra).


¿Cómo che queda o corpo? ¿o ya la conocias? tú eres capaz.


Entre sus autoras favoritas se encontraban Virginia Wolf y Silvina Ocampo y su influencia se trasluce también en su escritura.

Nacida en 1928, en Buenos Aires, Angélica Beatriz del Rosario Arcal, que así se llamaba, utilizaba para escribir su apellido de casada. Comenzó a publicar en la época de los 60 y su nombre empezó a sonar cuando ganó un premio de cuentos policiales en 1964.


De sus relatos, los más famosos son los recogidos en Bajo las júbeas en flor (1973) y Trafalgar (1979). Su obra más conocida y traducida dentro de la ciencia ficción es Kalpa Imperial,que se publicó en dos partes: la primera, La casa del poder a la que siguió El imperio más vasto, a finales de la década del ‘80. Escribió también textos autobiográficos, Historia de mi madre y Diario del tratamiento y el ensayo A la tarde, cuando llueve.

Gorodischer fue también una militante de la literatura escrita por mujeres y participó como organizadora del Encuentro Internacional de Escritoras realizado en Rosario en 1998, 2000 y 2002.


Feminista combativa, las mujeres de sus obras se rebelan y no aceptan la mansedumbre esperada, huyen, matan, aunque sea en sueños, y no aceptan el silencio, como ella explicaba no son las clásicas heroínas femeninas de destinos trágicos - “En general aquellas mujeres terminaban suicidadas o borrachas o en la cosa más siniestra. Caramba, no todas terminan así. Hay muchas mujeres que consiguen lo que querían sin hacer una revolución, sino naturalmente, como puede hacerlo un hombre. Eso se llama feminismo",


Sobre su predilección por temas y géneros, declaraba que no le interesaba la vida real, sino, lo inexplicable, lo inefable, lo que no se puede decir”. Y que Cuando una se pone a escribir, los géneros y la teoría no importan absolutamente nada. Tampoco creo que existan géneros más importantes que otros. Escriba una lo que escriba, si es bueno, es género mayor. Y si es malo, es menor. Una tragedia en cinco actos y en alejandrinos heroicos puede ser una porquería. Y un simple cuento policial puede ser genial si alcanza a irritarnos, a tocar la punta de algún nervio adormecido. (Gorodischer, en Gruss, 2000)

Gorodischer sabe, como la Güela de Boca de dama, uno de los relatos del libro que “…el cuento es una cinta, el cuento es una serpiente, un reguero, un laberinto, apenas una se descuida, que ya la tiene rodeada y la inunda, …(ella) se sabe, maestra, que empuja la corriente, con astucia.




Mala noche y parir hembra. El libro


Nº de páginas: 168

Editorial: LIBROS DE LA ARAUCARIA

Idioma: CASTELLANO

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9789871300556

Año de edición: 2023

Fecha de lanzamiento: 20/02/2023


Publicado por primera vez en Argentina en 1983 y reeditado en 1997, como explica la autora en el prólogo, este libro llega ahora para su impresión a España de la mano de Libros de Araucaria y Héctor Disnmann editor.


El título que es ya una declaración de intenciones sobre el contenido de los relatos. Es, según se nos cuenta, la frase que pronunció el General Castaños, después de pasar la noche en vela esperando el nacimiento del primogénito de la reina Isabel II, que en realidad y para su fastidio, resultó ser, una niña.


Los relatos de este libro son una mezcla de realismo y una fantasía que transita lo cotidiano y lo integra en mundos oníricos, un surrealismo un tanto barroco, pero no cargante, que se convierte en juego y experimento que atrapa. Sin sobresaltos, mezcla de gótico y macabro. Con personajes femeninos que se alejan de los estereotipos, utiliza muchos de los recursos del humor, como el extrañamiento, la caricatura, el absurdo o la hipérbole, pasando por la sutil ironía que recorre todos los textos y la parodia más sarcástica, para hacer crítica social. Dos mundos que chocan, pero por el que se mueven los personajes con naturalidad, umbrales que traspasan para contraponer lo cotidiano con el mundo donde se realizan las fantasías más oscuras de las protagonistas que se funden en la realidad.


Textos llenos de ingenio, y riqueza de vocabulario que hacen la narración colorida y en los que se intuye el placer de narrar, Mala noche parir hembra es un libro feminista pero no panfletario en el que, ante todo, la autora, juega. Juega con la escritura y el lenguaje, que domina, y juega con los estereotipos de género. Sus relatos son ejercicios de palabras. Un dejarse llevar por las tripas sin abandonar la cabeza para burlarse de las tradiciones, las normas y los estereotipos, subrayando lo que tienen de ridículo y arbitrario. Usa el humor para atacar los roles asignados socialmente, plantarlos sobre la mesa y retorcerlos, y colocarnos en lugares a los que no estamos acostumbrados, desde los que, nos obliga a volver a mirar y nos hace dudar, sobre lo que nos cuenta y desde donde lo cuenta.


Después de leer sobre su vida y sus posicionamientos[i], creo entender porque me llama. Te dejo algunas de sus reflexiones y pensamientos, que se traslucen en el libro. (Acabo de descubrir que de ahí me viene la atracción).


Sobre la marginalidad y la desobediencia. Sobre la subversión


“[yo estoy por lo marginal, creo que lo marginal es productivo” ...“Sospecho que es la desobediencia la que hace marchar al mundo, la que cambia, la que decide, la que intuye, la que actúa,” (Gorodischer, 2007: 90). “La desobediencia. Como la marginalidad, es productiva. Se crece por los bordes, se endurece una lejos del centro, ahí donde se ambiciona el poder, es en los anillos más externos en donde corre la savia que alimenta,” (Gorodischer, 2004a:158). " Mi obra, entonces, se centra en los marginados y despliega una pasión por la justicia y un deseo de aprender y comprender el mundo y a los demás" (Gorodischer, en Díaz, 2009: 59). “Es necesario … adquirir una conciencia crítica; es necesario saber dudar, cuestionar, decir que no. Es necesario aprender que siempre se puede ir un paso más allá, averiguar lo que hay debajo o a un costado o atrás,” (Gorodischer, 1992: 50).


Sobre el humor

"El humor me sale solo, no lo salgo a buscar, es un anzuelo para atrapar lectores y otra cara de la realidad. De alguna manera termina de construir la parte siniestra, me parece una manera de enriquecer el texto. Cuando una escribe, tiene que estar lo más lejos posible del texto, en absoluta distancia y frialdad, a nadie le importa lo que yo siento o cuáles son mis ideas. Yo escribo las peripecias de los personajes que invento a medias porque también hay elementos de la realidad",.


Sobre las mujeres y el feminismo

Creo que las mujeres echamos sobre el mundo una mirada distinta de la de los varones. No mejor ni peor: distinta. Somos distintas. Tanto que hemos llegado a ser Lo Otro. Tanto que subsiste, aunque bajo otras formas, el miedo ancestral a las mujeres. A eso hay que agregarle que nosotras ocupamos en este mundo una posición que no es precisamente de poder, sino que es el lugar de la sumisión, de la opresión, del sometimiento (…). Lo que habría que encontrar es la igualdad en la diferencia.


“hay un concepto que es muy difícil de tragar y es el siguiente: las mujeres somos personas, no somos santas, putas, brujas, madres, come hombres, vampiresas. No, somos personas. Después seremos alguna otra cosa, pero primero somos personas igual que nuestros queridos hermanos los varones. . . Como personas -continúa-, tenemos los mismos defectos y las mismas virtudes que los varones y tendríamos que tener, por lo tanto, las mismas oportunidades en la vida. Cosa que no sucede.

“Las mujeres hablamos y escribimos un idioma distinto al de los hombres", y eso es porque vemos el mundo de manera diferente".

Sobre la ideología y la literatura con mensaje

“Una entra a la narrativa por la puerta de la narrativa, no por la puerta de la ideología, porque en ese caso seguro que lo que una cocine no se va a poder comer de tan indigesto, pesado y moralizante. La ideología va a aparecer, quiera una o no, clara y expresivamente para quien sepa leer”


Sobre la escritura

“Si uno quiere escribir debe plantearse que tiene que ser una profesional. Como decía Noel Coward: ‘Odio a esos escritores que sólo pueden escribir cuando llueve’.”

Y solo puedo añadir que lo leas y me digas. Yo lo leí todo con una sonrisa de medio lado y alguna carcajada que me dejo un regusto entre ácido y amargo. Y que ya me he agenciado algunas de sus obras. Creo que voy a probar los cuentos policíacos y la ciencia ficción.


Kommentarer


cotillas%2520en%2520la%2520escclaera_edi
bottom of page