top of page

Cogito ergo sum







Ficha Técnica

ISBN: 978-84-127502-5-6

Editorial: BIRABIRO

Autor/a: Deacon, Alexis

Ilustradora: Schwarz, Viviane

Colección: BIRABIRO

Cartoné 248 x 288 mm

Nº páginas:40

Publicación 01-03-2024

A partir de 3 años |









Pienso, luego existo. ¿o era al revés? ¿qué es antes el huevo la gallina?

Ergo, que así se llama el libro y el polluelo, es desde el título, en clara referencia a la famosa frase de Descartes, una declaración de intenciones.


En la cubierta, dentro de un huevo que lo separa del mundo, Ergo, el pollo, nos mira. Fuera del huevo todo es amarillo pollo. Más tarde en la portada, vemos la cara de Ergo que duerme. Al pasar la página, texto e imagen se nos presentan separados. En la izquierda el texto nos dice que Ergo se despierta y se prepara para explorar el mundo. Unos ojos muy abiertos y un pico nos observan desde la página derecha. A partir de aquí, en las siguientes páginas tomamos distancia de la imagen para ver a Ergo, flotando, envuelto de blanco, dentro del huevo, encerrado en sí mismo, haciéndose preguntas. No hay nada más. El huevo es su mundo y él su centro, la medida de todas las cosas.


Cuando comienza a tomar conciencia de su cuerpo, aparece el azul que nos marca el movimiento, la separación. Nos muestra que fuera y dentro ya no son lo mismo. Aunque reconoce sus límites, en su ergo-centrismo piensa que puede mover el mundo y lo pone patas arriba. Se contrapone entonces el texto, que anuncia que ha tenido un GRAN pensamiento, a la imagen, que lo muestra en una esquina, pequeñito, en la inmensidad azul de la doble página. Un estruendo le lleva a plantearse que tal vez haya algo mas ahí fuera. Texto e imagen, pensamiento y realidad, se vuelven a separar, enfrentados cada uno en una página, para volver seguidamente a la doble página donde Ergo se mantiene pequeñito, muy concentrado en la esquina inferior, y ahora es su imaginación la que lo ocupa todo. El texto nos vuelve a mostrar sus reflexiones y cómo comienza a construir conocimiento. Una mezcla de imaginación, pensamiento y experiencia.


El album que hasta aquí había sido exploración humorística de una idea, una concatenación de preguntas y respuestas dentro de una lógica, y una reflexión honesta con y para el niño, se vuelve directivo; le vemos el plumero al autor que nos manda su mensaje; "si no salimos de nosotros, si nos quedamos en el yo, nos quedamos sin conocer al otro y eso es triste".

Y en realidad la pena es esa doble página, porque el album hubiera funcionado perfectamente sin ella, de hecho, mejor:

 Saltándonos la doble página del mensaje, tendríamos que Ergo después de plantearse una tesis, "ahí fuera debe haber más como yo", la comprueba. Con su pico amarillo rompe la pared que lo separa del exterior y al hacerlo se encuentra con el otro y un mundo lleno de colores.

Y que cada uno saqué sus conclusiones.


En esta otra lectura saltarina, ese encuentro y ese abrirse a la vida de Ergo no pasa por un narrador que nos dice que es triste perderse algo o que hay que salir del cascaron (que no deja de ser un pensamiento adulto, moralista y directivo) sino por la curiosidad de Ergo que es la que genera el movimiento y lleva a encontrar sus respuestas.


Aún así se trata de un libro de múltiples lecturas y capas que nos permite acompañar a Ergo en su exploración y puede ser disfrutado desde muy temprano. Sus onomatopeyas y lenguaje juguetón, junto a las combinaciones de mayúsculas y minúsculas para resaltar parte de los pensamientos, lo hacen ideal para leer, representar y disfrutar en voz alta, a la vez que puede servir para iniciar conversaciones. A través de un juego irónico entre las imágenes (que nos ponen en contexto mostrándonos la realidad) y el texto (que refleja las reflexiones de Ergo, y a la vez pone de manifiesto la relación entre lenguaje y pensamiento), el libro plantea de forma aparentemente simple, algunos temas que no lo son.


En la propuesta visual basta el uso del color (azul, blanco y amarillo) que se intensifica o diluye y unas líneas negras para expresar los cambios que se van produciendo en ERGO y el juego con el tamaño del personaje y su colocación en la página para contraponer la realidad con la percepción que Ergo tiene de sí mismo y del mundo. Desde el texto, a través de frases cortas, preguntas y respuestas, el polluelo va encadenando por un lado, la observación con el pensamiento y la curiosidad por el entorno, y por otro, el descubrimiento de uno mismo, con la intuición del otro. Un movimiento de dentro a fuera que va, del cuestionamiento de lo que nos rodea y las ganas de explorar, a la curiosidad que nos lleva a empujar las fronteras, las paredes/barreras del mundo propio para crecer y avanzar, para ampliar el entorno y movernos hacia la vida.


Alexis Deacon es escritor e ilustrador de libros para niños que ha sido nominado para la medalla Kate Grewenaway y ha recibido en dos ocasiones el premio al mejor libro ilustrado para niños. Algo parece tener el autor, con los huevos que se abren a la vida y las sorpresas que esta les depara, pues de huevos y sorpresas también habla Coco y Pío, el album publicado por Ekaré (2014) en este caso de cocodrilo y de pájaro. Sus ocupantes al abrirse se toman por hermanos, son familia. También Soy Pepin Pinzón, (milrazones 2014) en el que autor e ilustradora ya trabajaron juntos, tiene el mundo aviar como protagonista.

Además de Soy Pepín Pinzón y Ergo, Vivianne Schwartz ha publicado en España como autora e ilustradora, los libros del gato Chiqui, también de la desaparecida milrazones.


Update. He encontrado esta entrevista con el autor, por si alguien le interesa https://www.picturebookparty.co.uk/2021/08/ergo-q-with-author-alexis-deacon.html y descubro que aunque lo escribió antes del confinamiento, se publicó después y la lectura cobra otra dimensión desde esa perspectiva. También descubro que la edición es diferente en inglés y castellano y que me quedo con el montaje del texto que se ha hecho aquí.







Comments


cotillas%2520en%2520la%2520escclaera_edi
bottom of page