• Sra Racho

Libros para niños perversos

Nota en el portal


Queridos vecinos, quería presentarles nuestro proyecto. (del cerdo y mío)


Después de leer las historias tan truculentas del Sr. Six y comentarlas en el descansillo de la escalera, hablar de violencia y sobre todo de humor negro, el vecino porcino me propuso hacer una pequeña investigación sobre el tema. Él es más de escribir, yo más de investigar, así que hablando, hablando, y porque se supone que algo de LIJ he aprendido, acepté el reto del Sr. Six de encontrar libros de humor negro para niños y analizarlos. Y nada, que nos hemos embarcado en este proyecto de crear un catálogo de libros para niños perversos. Ya entiendo que con semejante título necesitarán una explicación.


De dónde sale la idea del catálogo

Al echar un vistazo a la producción actual, tuve la sensación de que Dahl tendría hoy dificultades para publicar sus historias. Cuentos en verso para niños perversos es el el título en español de su obra Revolting Rhymes, un libro de los años 80 del S.XX con un componente de humor negro, incluso de crueldad que, como otros títulos de Dahl, encanta a los niños y escandaliza a muchos adultos. (no a mi, claro)


Basándome en el título de Dahl se me ocurrió hacer una recopilación y crear un Catálogo de libros para niños perversos. Para ello, primero analicé cuáles eran las características del libro (y le dí unas cuantas vueltas a que era lo que provocaba ese rechazo) y después, una vez caracterizado, busqué álbumes ilustrados que pudieran estar en mi catálogo.


Me cuesta ir hacia atrás y no tengo claro qué definí antes, los libros o los #niñosperversos, porque tampoco tengo claro quiénes son perversos, los libros o los niños (o los autores de los libros) o todos (o ninguno). Pero como diría Jack el destripador, vayamos por partes.


Ya tengo mi catálogo, (que espero que vaya aumentando) pero empezaré a contaroslo por el final.

Los libros para niños perversos son libros en los que los conflictos tienen una salida violenta. El niño puede identificarse con el (aparentemente) débil, que sale victorioso frente al otro, (abusón) que recibe su merecido.


Desde obras como las de Dahl, Hoffman o Busch en los que la violencia es una respuesta espontánea, infantil, de venganza y defensa, a aquellas como las de Isol que cuestionan la violencia (simbólica) de la socialización, el impulso agresivo queda reflejado sin  juicio, dejan al lector la decisión de reír o censurarlo.

Sea a través del castigo o la venganza provocan lo que, en su obra Gramática de la fantasia, Rodari llama risa de agresividad y risa de crueldad que se basan en el trastorno total y violento de la norma y que los niños suelen utilizar para desacralizar los distintos tipos de autoridad que están obligados a obedecer. (2010: 184). Sus autores ven al niño, no como un ser débil que necesita que le den lecciones, sino como crítico, capaz de cuestionarse las normas y subvertirlas, de reírse y aceptar incluso aquellos instintos y emociones que a los adultos nos cuesta reconocer en nosotros y que de ninguna manera queremos para nuestros pequeños, a los que tendemos a idealizar.


En resumen:


Caracterización de los libros


-La agresividad y la violencia son utilizados como recursos humorísticos.

Este es el elemento básico de todos ellos. Son libros que tienen un toque de humor (negro) y cierta crueldad. Y en ellos este humor agresivo, cumple una función de alivio.


-No hay afán didáctico o aleccionador sobre el bien y el mal. Hablan de venganza y castigo, de injusticia y maldad. Son libros sin una moraleja que no presentan un mundo ni una infancia idealizadas. Plantean preguntas, más que dar respuestas.


Podría decirse que tienen un aspecto subversivo que implica una determinada visión de la infancia. Frente al adultocentrismo, critican la hipocresía de los mayores y la violencia simbólica ejercida sobre la infancia, poniéndose de lado del niño.


(…) las moralejas de los cuentos (…) «les resbalan a los niños como agua en la espalda de un pato”

Chesterton: El amor o la fuerza del sino



Pues eso, sin más dilación:


Catálogo de libros (y cerdos) para niños perversos


Solo está el esquema, por el resto, habrá que seguir esperando. Iremos añadiendo reseñas de los libros que incluyamos, añadiendo más así que los descubramos.


Lo hemos limitado inicialmente a album ilustrado (nota mental: tendré que dedicar una entrada a explicar sus características e historia), porque en ellos los efectos de las imágenes tienen sus consecuencias, pero ya veremos, a lo mejor con el tiempo se amplía.



1 comentario

copyright

  • Instagram