top of page

Libros de no ficción. El Valor de los libros de valores y emociones

Querida Doe, esto del posmodernismo y la desaparición de las fronteras y la licuación de la cultura, y de mi cerebro de paso, me tiene dando vueltas todo el rato.


Y estas reflexiones vienen de que he hecho un curso sobre libros infantiles de no ficción y se me ha dado por ponerme a pensar.


Cero que en realidad estamos todos un poco licuados y el problema es esto de oir campanas y no saber donde.


Todas mis dudas vienen de que me encuentro con libros para niños que complican diferenciar los libros de no ficción (lo que viene siendo una evolución de los libros de conocimientos o informativos) con la literatura didáctica y sus aledaños (libros de valores y de emociones). O a lo mejor es que simplemente, algo que ya se hacía en la LIJ, ahora se aplica también a los libros informativos y de conocimientos.


Y está bien que haya algunos conocimientos que se den por buenos, que podamos confiar de alguna manera en eso que aprendemos.


Detrás de este libro esta la idea de un niño al que hay que instruir, sujeto pasivo del conocimiento que se le transmite. Hay uno que sabe (adulto) y enseña al otro (niño).


El lector es un sujeto pasivo del aprendizaje, el libro enseña, contiene el saber y él aprende (y con suerte algo aprehende). Pone el foco en el contenido, es un saber objetivizado, independientemente del sujeto al que va dirigido, se muestra de forma impersonal, expositiva.


El lector es mero observador ante el que se colocan las informaciones, no hay constatación de la realidad, las informaciones del libro se dan por buenas, no se cuestionan.


la idea de un experto que enseña y de un conocimiento que no se cuestiona, se aprende. El saber es un bien en sí mismo y se muestra de forma unidireccional, es un saber institucionalizado que el libro recoge y pone a disposición del lector. Se basa en una concepción racional del conocimiento, Hay una transmisión y una recepción, de la cultura del conocimiento y de la “verdad”.


En el libro de no ficción se apela al lector, a las sensaciones y busca crear o motivar experiencias, parte de la idea de creación del propio conocimiento,

Y aunque es necesario construir el propio conocimiento, (de otra forma no es verdadero conocimiento) también es interesante tener libros en los que consultar los conocimientos acumulados y ya existentes sobre los que reflexionar

utilización de metáforas, imágenes menos figurativas (más metáforicas, más alegóricas

Se me plantean cuestiones del tipo, Es la Biblia un libro de no ficción?

Cuál es la diferencia entre libros de no ficción y libros didácticos? la materia que tratan? ¿no pretenden acaso lo mismo? Unos usan técnicas narrativas para hablar de cuestiones ciéntificas, para hacerlas más atractivas y fáciles de aprender y los otros de cuestiones morales. ¿es esa la diferencia? No tienen todos una finalidad didáctica?

Hay libros de no ficción y libros didácticos de calidad y otros que no. ¿De qué depende?



Después de leer el tema y darle unas vueltas en la cabeza (igualito que la niña del exorcista) se me ocurre una pregunta. ¿es/pretende ser el monstruo de colores un libro de no ficción?


Podría decirse que utiliza técnicas de la ficción, (un personaje, una historia) para presentar información sobre las emociones, su clasificación y tipos ¿se trata en realidad del uso de técnicas ficcionales del nuevo paradigma para presentar una información o conocimiento desde el paradigma tradicional? ¿Será que adoptamos las teorías de nuevos paradigmas que no asimilamos? ¿tienen algo que ver en esto con el exceso de información y las tecnologías de la información?


Lo que sí me parece claro, es que en todo caso es un libro informativo para adultos, a los niños todos esos conceptos abstractos, se les escapan.

Comments


cotillas%2520en%2520la%2520escclaera_edi
bottom of page